Paraíso Fiscal


Introducción

En la actualidad, seguimos viviendo los efectos secundarios de la crisis financiera de 2008; desempleo, un gran déficit por parte de los países y el aumento del consumismo, la violencia en los países europeos y latinoamericanos, la falta de apoyo a las Pymes, etc.

Estas acciones por parte de los gobiernos, hacen que los empresarios busquen un mejor lugar para guardar su capital, como en los paraísos fiscales.

Dependiendo del punto de vista de donde se observe, los paraísos fiscales están asociados con la corrupción y la evasión de impuestos, son utilizados para ocultar los ingresos procedentes de actividades legales o ilegales y evadir los impuestos que les imponen en sus países de origen, pero por esta misma razón, se han tenido graves repercusiones en las economías de los países donde se encuentran, y más importante aún, en la economía global.

Origen de los paraísos fiscales

Tiene su origen en la segunda mitad del siglo XX. Su auge responde al desarrollo industrial y económico de los años de la postguerra así como al proceso de descolonización de algunas potencias europeas.

Los paraísos fiscales nacieron para atraer el capital mundial  elevar el nivel de vida de quienes viven en ellos. Es una actividad económica como el turismo o el comercio. Los paraísos fiscales no se originaron en el Tercer Mundo, los primeros se establecieron en Europa y luego se extendieron a todos los continentes.

¿Qué es un Paraíso Fiscal?

Es un territorio dentro de un país en donde los inversores extranjeros y empresas internacionales, pueden hacer sus operaciones monetarias, sin que estas tengan una recarga tributaria (pago de impuesto muy alto), y en el mejor de los casos, ninguna.

El Diccionario de Administración y Finanzas de J.M. Roosemberg, define a los Paraísos Fiscales como países con leyes fiscales muy favorables para el establecimiento de la residencia legal de las personas físicas o jurídicas, que quieren pagar menos impuestos.

Mientras los ciudadanos y empresas residentes en el propio país, están obligados al pago de sus impuestos como en cualquier otro lugar del mundo, los extranjeros gozan en la mayoría de los casos, de una exención total, o al menos una reducción considerable de los impuestos que deben de pagar.

Les llaman paraísos porque son el lugar de las delicias para inversionistas extranjeros:

  • No se cobran impuestos (o muy pocos) ni hay control sobre los flujos financieros.
  •  Se ocultan identidades de los dueños, garantizando el secreto.

¿Cómo se utiliza un Paraíso Fiscal?

La utilización de estas zonas se divide en dos vertientes, ya sean utilizadas por personas físicas o personas jurídicas.

  1. Personas Físicas. Artistas, deportistas y personas jubiladas pueden disfrutar de estos privilegios fiscales.
  2. Personas Jurídicas (sociedades). Las ventajas de la no sujeción  al impuesto de beneficios obtenidos por las empresas constituidas en aquellos países, así como la de los dividendos que se perciben de las filiales, la absoluta libertad de movimientos para los capitales y la ausencia de control de cambio.

¿Quiénes utilizan los Paraísos Fiscales?

Existen centros financieros comúnmente llamados offshore o extraterritoriales, debido a que sus servicios financieros están diseñados para empresas o particulares no residentes del país.

Son utilizados principalmente por personas naturales que poseen un gran capital y no desean pagar impuestos sobre la renta del mismo, además de personas jurídicas que a través de compañías anónimas offshore desean hacer negocios y disminuir o eliminar la carga fiscal que podrían estar pagando en sus países de origen.

Evasores de impuestos, terroristas y narcotraficantes que esconden sus identidades tras sociedades offshore, cuentas numeradas, directores fiduciarios, fundaciones, trusts o acciones al portador.

Características de los Paraísos Fiscales

  • Estos territorios reciben grandes cantidades de capital en busca de la máxima rentabilidad, debido al amparo y a una serie de factores que les caracterizan, entre ellos uno de los más codiciados, como lo es la confidencialidad, el secreto y el anonimato, en donde se desarrollan la titularidad y los movimientos de las cuentas bancarias, las transacciones de todo tipo, la titularidad de las acciones de las sociedades domiciliadas en el mismo, etc. , amparadas todas ellas en el secreto bancario, comercial, administrativo y registral.
  • Poseen un régimen tributario particular para no residentes que contemple beneficios  o ventajas tributarias que excluya explícita o implícitamente a los residentes.
  • Falta o ineficacia de los tratados de cooperación judicial entre los Estados.
  • Existe una ausencia de cualquier norma que limite o controle  los movimientos  de capitales que tienen  su origen o destino en un paraíso fiscal.

Criterios

En 1998, la OCDE (Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico), especifica los criterios que debe reunir un país  o territorio para que sea calificado como Paraíso Fiscal:

a)      Ausencia de impuestos o impuestos para las rentas generadas  por las actividades económicas.

b)      Carencia de intercambio efectivo  de información  en base a una legislación y prácticas  administrativas  que permite a las empresas y particulares, beneficiarse en normas  basadas en el secreto frente a la fiscalización de las autoridades, que impiden el intercambio de  información de sus contribuyentes con otros países.

c)      La falta de transparencia en la aplicación de las normas administrativas o legislativas.

d)     La no exigencia de actividad real o particulares o a empresas domiciliadas en esa jurisdicción fiscal, por el hecho de que sólo quieren atraer inversiones que acuden a esos lugares por razones tributarias.

Ubicación de los Paraísos Fiscales

Las organizaciones en su lucha incansable por detener o reformar los paraísos fiscales, han determinado un listado, en el cual se indican los países que cumplen con las características indicadas que los señalan como tales.

La OCDE tiene 35 países registrados como paraísos fiscales; la ONU tiene 74 territorios.

I.            Europa: Principado de Andorra, República de Chipre, Gibraltar, República de Malta, Islas de Guarnesey y de Jersey, Principiado de Liechtenstein, Gran Ducado de Luxemburgo, Principiado de Mónaco, República de San Marino, Isla de Man.

II.            América: Antillas Neerlandesas, Aruba, Anguilla, Antigua y Barbuda, Las Bahamas, Barbados, Bermudas, Islas Caimanes, República de Dominica, Granada, Jamaica, Islas Malvinas, Montserrat, San Vicente y las Granadinas, Santa Lucía, Trinidad y Tobago, Islas Turks y Caicos, Islas Vírgenes Británicas, Islas Vírgenes de EE.UU. y República de Panamá.

III.            África: República de Liberia, República de Seychelles e Islas Mauricio.

IV.            Asia: Emirato del Estado de Bahréin, Sultanato de Brunei, Emiratos Árabes Unidos, Hong-kong, Reino Hachemita de Jordania, República Libanesa, Macao, Sultanato de Omán, República de Singapur e Islas Marianas.

V.            Oceanía: Islas Fiji, Islas Cook, República de Nauru, Islas Salomón, y República de Vanautu.

VI.            Relación que no incluye otros como Suiza, Costa Rica, Madeira, Gambia, Samoa, Belice, El Salvador, etc.

Paraísos Fiscales

Estrategias para acabar con los Paraísos Fiscales

  1. Las autoridades públicas deben luchar por conseguir el levantamiento del secreto bancario.
  2. Impulsar la creación de instrumentos jurídicos internacionales para exigir a estos territorios que revelen la identidad de los titulares de las cuentas bancarias, su bloqueo, faciliten  información sobre los titulares de las sociedades fantasma, etc.
  3. Una cooperación más estrecha entre los Estados para suprimir el fraude fiscal y la competencia fiscal entre ellos.
  4. Una armonización de los tipos impositivos y de las bases imponibles sobre el capital.
  5. Establecimiento de autoridades fiscales de carácter regional y global que representen los intereses de los ciudadanos.
  6. Incentivar las inversiones extranjeras fomentando la instalación de empresas extranjeras, en un territorio y reduciendo la fiscalidad  mediante la firma de tratados bilaterales de doble imposición, en los que se concede una reducción fiscala las sucursales de las empresas del otro país que se han establecido en su territorio.
  7. Gravar fiscalmente los beneficios obtenidos dentro del país por las sociedades mercantiles no-residentes, de esta forma, las autoridades fiscales exigen que todos los beneficios obtenidos dentro de un país por una sociedad mercantil offshore sean sometidos al pago de los impuestos antes de ser transferidos al extranjero.

Consecuencias de los Paraísos Fiscales

1)      Lavado de dinero del crimen organizado.

2)      Vía segura para la financiación de grupos terroristas.

3)      Fomentar la especulación financiera, creando inestabilidad en los mercados.

Conclusiones

A pesar que desde un principio, los paraísos fiscales fueron creados como ayuda hacia los estados; para que las grandes empresas pudieran invertir en ellos. Ahora son utilizados por evasores de impuestos y para el lavado de dinero, ya sea de empresas o de organizaciones criminales.

Pienso que no deberían de dejar existir los paraísos fiscales, los gobiernos tienen la mitad de los bienes de un país y todavía quieren apoderarse de la otra mitad; quieren cobrar impuestos por todo y  nos culpan de sus malos manejos de la economía.

Obama recién aprobó un plan en el cual se le cobrará impuestos a los millonarios y a los multimillonarios, gracias a esto, estoy seguro que muchos de ellos no querrán pagar ni un solo dólar, así que… ¡BIENVENIDOS AL PARAÍSO FISCAL!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s